lunes, 21 de marzo de 2011

FORTALEZA

Cuando estés en la noche oscura del sufrimiento no culpes a Dios, no te culpes a ti mismo, ni culpes a los demás.
En lugar de ahogarte con la culpa fortalece tu espíritu con la oración, buenas lecturas y el apoyo de quienes te aman.
No te concentres únicamente en tus penas y valora todo lo bueno que aún puedes disfrutar.
Si no te dejas vencer por el desespero serás capaz de luchar, como lo hacen tantos que están en peores situaciones.
Por eso te conviene mirar hacia abajo y a darte cuenta de que otros sonríen sin pies cuando tú lloras por no tener zapatos.
Hay penas que nos parecen insufribles pero paso a paso vamos saliendo adelante si avivamos la fe y la esperanza.
Nos pasa como el alpinista que ve la cumbre lejana, pero poco a poco sus bríos lo llevan hasta arriba.
Dios nunca te abandona y está allí contigo aunque a veces no lo sientas. Sigue adelante y verás como puedes más de lo que crees.

8 comentarios:

Maria del Rayo dijo...

Me recuerda el poema de las huellas.
Jesús no solo camina a nuestro lado.
Nos lleva en brazos.
Saludos.

Bouganvilla dijo...

Amiga, como siempre consigues llegar a la conciencia, que es donde hay que llegar. Me encantan tus perlas, tú lo sabes porque remueven.
Feliz semana para tí también. Besitos.

Alma Enamorada dijo...

Hermosa oración acabo de leer...me da fortaleza y confianza para seguir avanzando el camino de la vida...feliz semana mi querida amiga...abrazo enorme

lourdes dijo...

Dios nunca te abandona y está allí contigo aunque a veces no sientas, Gracias es verdad a veces yo lo tiendo a olvidar ÉL siempre está somos nosotros lo que no estamos mil gracias me ha gustado tu compartir de hoy pues me ha venido bien mil gracias unidas en oración y un abrazo

Marian dijo...

¡Muchas gracias por tus palabras!
Dios siempre está a nuestro lado,
aunque estemos en la noche más oscura.
¡Gracias Alicia!
A ver cuando rezamos el Via Crucis juntas.
Un abrazo fuerte.
En comunión de oraciones.

Estrella Altair dijo...

Fortaleza y temple, en cuantas ocasiones la necesitamos.. para poder continuar sin desfallecer..

en esta vida.

Un beso

Capuchino de Silos dijo...

Gracias por estos tan buenos consejitos.
El Señor, aunque aflojemos, no nos deja jamás, siempre está a nuestro lado, solo tenemos que apoyar nuestra cabeza en su hombro.

Un fuerte abrazo. Feliz día

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola amiga, buenas noches.

Dios no nos abandona, más bien las personas lo abandonamos a El.

Te mando muchos besos, Montserrat