lunes, 28 de febrero de 2011

NADA ES DEMASIADO INSIGNIFICANTE

No debemos apartarnos de las tareas humildes porque son trabajos que nadie quiere hacer.

Somos tan pequeños, que miramos todo desde una óptica de pequeñez.
Pero el Señor, siendo todopoderoso, ve hasta lo más pequeño como grande.

Por lo tanto, aun si sólo le escribes una carta a un hombre ciego que no lo puede hacer por sus propios medios,
o si simplemente te sientas junto a él y lo escuchas,
o llevas una carta al correo para otro,
o regalas un ramillete de flores a alguien
-todas éstas son pequeñeces-
o lavas la ropa para alguien
o le limpias su casa, para El no serán pequeñeces.

Tu y yo debemos dedicarnos a las tareas más humildes.

Hay mucha gente que puede hacer grandes cosas.
Pero son muy pocos los que están dispuestos a dedicar su vida a estas pequeñeces.

Madre Teresa de Calcuta

3 comentarios:

Luján Fraix dijo...

HOLA ALICIA
MARAVILLOSA REFLEXION DE LA MADRE TERESA, NO PODÍA SER DE OTRA MANERA.
UNA MUJER QUE VIVIÓ PARA LOS DEMÁS ENTREGANDO SU VIDA.
UN SER CELESTIAL.

UN BESITO Y GRACIAS POR VISITARME, YO A VECES NO TENGO TANTO TIEMPO. TE PIDO DISCULPAS.

lourdes dijo...

Hermosa oración mil gracias que alegria saber que estas de nuevo entra nosotros ¿que tal esos dias de descanso ? espero que muy bien te tuve muy presente en mis oraciones ecibe mi abrazo fuerte y todos los tuyos mil gracias amiga que Dios te bendiga siempre y cuide de ti muy unidas en oracióny un abrazo

♥Alicia dijo...

Hola ♥Luján, ♥Lourdes, muchas gracias por participar en Perlitas.
Bendiciones.
Besos y Abrazos.