domingo, 1 de agosto de 2010

LA SEMILLA Y LA FLOR

La semilla y la flor

La semilla no puede saber lo que va a pasar; nunca ha conocido a la flor y ni siquiera puede creer que contiene el potencial de transformarse en algo tanto hermoso como una flor. El camino es largo y siempre resulta mas seguro no emprenderlo porque el camino es desconocido, nada esta garantizado. Riesgos y trampas le esperan en el trayecto. La semilla esta segura mientras esta escondida dentro de su dura coraza.


Pero la semilla lo intenta, hace un esfuerzo para salir de la protectora cascara, que es su seguridad y empieza a moverse. Inmediatamente comienza la batalla: la lucha contra el suelo, las piedras, las rocas. La semilla era muy dura pero el brote sera muy blando y los peligros seran muchos. Como semilla hubiera podido sobrevivir durante milenios.

Sin embargo, como brote encontrara muchos peligros, va hacia lo desconocido, va hacia el sol, va hacia la luz, va sin saber donde, sin saber por que. Pero se mueve para hacer realidad su destino. Convertirse en la flor que esta destinada a ser. Ese es el camino del emprendedor/a. Es arduo y requerirá mucho valor. Recuerde siempre el ejemplo de la flor. Cuando enfrente una situación difícil no trate de encontrar alguien o a algo a quien culpar por lo que le sucede, ENFRENTE los retos y crezca.

Esa es la leccion de la semilla. Sea valiente para crecer y convertirse en la persona que esta destinada a ser (la flor que esta destinada a ser).

5 comentarios:

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

UNA GRAN LECCIÓN, me ha encantado la fábula
Con ternura
Sor.Cecilia

♥Alicia dijo...

Hermanita Ceci: El que hace algo se equivoca, el que no hace nada vive equivocado. Es mejor intentarlo a pesar de los riesgos.
Besitos. Muchos.
♥Alicia

Belkis dijo...

Estupendo. No debemos juzgar nuestros días por cuanta cosecha logramos recoger; si no por cuanta semilla logramos sembrar.
Un beso Alicia

♥Alicia dijo...

Gracias Belkis por participar en Perlitas... Es importante sembrar, quizás otros recojan los frutos pero nadie nos quita la satisfacción de haber colaborado con nuestra siembra de amor.
Besotes.

Anónimo dijo...

Ali hermoso es el ejemplo de la semilla y la flor, cuanto parecido a nuestra vida, que es una permanente lucha, necesitando de mucho valor para crecer. Que tengas un bonito día. Cariños y Besitos. Ana Lía.