sábado, 3 de julio de 2010

VIVE TU VIDA

Vive tu vida

Más allá de las circunstancias externas, uno es libre de elegir cómo vivir: la forma en que encares tu vida, tanto los obstáculos que se presentan como tu día a día, depende íntegramente de ti.

Si te empeñas en vivir en el pesimismo, en desgastar tus energías en emociones negativas, y no pones un orden en tu mente, seguro todo ello repercutirá en tu cuerpo en un mismo tono: negativo y oscuro. Muchas veces no somos plenamente concientes de ello, y luego culpamos a lo “externo”, cuando seguramente nosotros fuimos responsables de nuestro estado.

Cuanto antes te des cuenta de ello, y busques el cambio para salir de ése “círculo vicioso”, mucho mejor. Si estás decidido a vivir tu vida (léase bien, a “vivir tu vida”), estos consejos tan sencillos como básicos, podrán ayudarte:

-Valora lo que tienes: Desde lo que supuestamente es más insignificante hasta lo más “grande”, valorar lo que tenemos es una forma de estar agradecido, más alegre y ser feliz con lo que somos, y tenemos. Recuerda que nadie es tan terriblemente “desgraciado”, todos tenemos nuestros talentos, nuestros valores, nuestras amistades, nuestras experiencias placenteras, etc.

-En una misma sintonía, disfruta con lo que haces: Sea que estudies, que te quedes en casa o trabajes, procura siempre encontrar el lado positivo de lo que haces (todo lo ha de tener). Además, ten presente que las obligaciones también son parte de la vida, y depende de tí hacer que esas obligaciones también sean “vividas”.
-Sintonízate con el lado positivo de las cosas.

-Aprende a motivarte: Motivarse significa, precisamente, disfrutar de lo que se hace, más allá de las circunstancias externas, y de hallar la satisfacción personal en cada una de nuestras acciones.

-Actúa con ilusión: Si piensas que tu vida es monótona, aburrida y crees que no tiene interés, intenta entonces introducir algunos cambios y novedades que te hagan vivir el día a día con más ilusión. Para esto, también puedes ir planteándole objetivos cercanos y concretos, que vayan motivándote y ver que se puede cambiar, y estar mejor.

¡Feliz Día!

No hay comentarios: