lunes, 7 de junio de 2010

PERLAS DE SABIDURÍA

4 comentarios:

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Cuando un espíritu está cansado, la alegría pasa de largo, nadie quiere anidar en ella y sola se queda.
lego, ¡Alma! si no quieres quedarte sola, y vacía, pon en ella alegría en pensar que aquello que has perdido, vas a encontrar si dejar pasar por tu casa a la humildad.
Sor.Cecilia

rgr dijo...

Esto es una verdad tan grande, que a menudo no se le dá trascendencia ni importancia. Por cuestiones que ya me han pasado, bastante duras el año pasado y por las que vivo a diario por razones de trabajo, a menudo me pregunto si todos los que trabajan en el ámbito de la salud -especialmente los médicos- no andan muy equivocados. Quizás hoy, con todos los avances que se han conseguido, se deja de lado lo principal, reduciendo todo a una cuestión casi matemática.
Y se sigue dejando de lado la raíz primera de toda patología; me animaría -si ninguna ligereza- a decir desde un simple resfrío a patologías muy complejas y que involucran grandes sufrimientos.
El remedio primero, la terapéutica mejor es la compasión y tal vez nos hemos olvidado de ello.
Alicia, buenísima entrada ésta y también la anterior...Porque Jesús resucitó ¡en Dios está nuestra suerte!
Un abrazo grande y una maravillosa semana para vos y los tuyos.
Paz y Bien
Ricardo

♥Alicia dijo...

Woowww Sor Cecilia, q precioso comentario. Lo agendo para recordarlo.
Un abrazo
♥Alicia

♥Alicia dijo...

Ricardo, coincido con vos... especialmente en la salud cuando el médico, o un agente de la salud te recibe con una sonrisa o un rostro amable gran parte de la curación ya está funcionando.
Como siempre es un placer leerte.
Un abrazo y
Feliz Semana
♥Alicia