martes, 13 de abril de 2010

EL PODER DE TUS PALABRAS

El poder de tus palabras
El P. Felipe Santos reflexiona sobre nuestra capacidad para pronunicar palabras de fe.

Si alguno quiere amar la vida y ver días felices, que preserve su lengua del mal y sus labios de palabras engañosas” (1Pedro 3,10)
La Biblia te enseña que elijas tus palabras con sabiduría y prudencia. En realidad, la palabra de Dios afirma que la vida y la muerte residen en el poder de la lengua. Por eso necesitas vigilar todo cuanto dices cada día. Tus palabras pueden tener una influencia positiva y contagiosa, animadora, o “negativa” y descorazonadora. ¡¡Tenlo en cuenta! No te quepa duda que es más fácil apestar o ser negativo, cuando las cosas no te van como lo deseas. Y ante esta realidad, ¿qué? Pues ante todo cuanto te suceda, Dios te llama a que pronuncies palabras que fortalezcan y levanten el ánimo a los demás, empezando por ti mismo. Hoy, descubre un nuevo sentimiento de alegría. ¿Cómo? ¡Vamos! Mírate bien. Tienes capacidades para pronunciar palabras de fe y de victoria con tu vida y en el mundo que te rodea.


UNA ORACIÓN PARA HOY:
Padre, gracias por las palabras alentadoras que me diriges.
Concédeme la fuerza diaria para que pronuncie palabras de entusiasmo y no dejar nunca que ninguna palabra malsana salga de mi boca.
En el nombre de Jesús.
Amén.

Catholic.Net

No hay comentarios: