jueves, 22 de abril de 2010

ECHA TU CARGA SOBRE EL SEÑOR

“Echa tu carga sobre el Señor”

Salmos 55: 22 “Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará;No dejará para siempre caído al justo”.

Dios sabe muy bien que últimamente te has sentido cargado, parece como que el río se esta saliendo de su cause y te sientes en aprietos. Y es normal que en momentos como esos sientas una carga tan fuerte que pareciera que es muy difícil de sobrellevar, pero, ojo, no es imposible.

Es que aun cuando sabemos que podemos descansar en Jehová nuestra mente se rehúsa a creer que esto es la solución, y es porque se trata de batalla entre mi mente y mi fe. Por un lado tu mente te dice que lo que estas pasando es demasiado difícil de soportar, que a lo mejor y ni podrás, pero por otro lado se encuentra tu fe, si, esa que aunque muchas veces no la queremos usar se encuentra por ahí, esa que brilla en medio de la oscuridad y que nos hace creer que todo tiene solución.


Y es que la FE jamás nos dejara caer, jamás se rendirá frente a cualquier circunstancia, porque la FE es FE, y la certeza de lo que se espera siempre estará ahí, así como la convicción de lo que aun no veo, pero se que veré.

En estos momentos de carga y hasta miedo de tu futuro Dios se presenta delante de ti y te dice: “Echa sobre mi tu carga”, en pocas palabras y en lenguaje popular: “Yo lo llevare por ti”, y es que Dios es experto en hacer las cosas mas difíciles por nosotros, sin tan solo se lo permitimos.

Quizá tu carga ha sido tan dura que sientes como las fuerzas se te han terminado, pues tienes mucho tiempo trayéndola encima de ti, pero en este momento Jesús quita toda carga de tu vida y la toma El, y no solo eso, sino que te SUSTENTA.

La Palabra Sustentar significa dar alimento, dar de comer, y es que en esos momentos de flaqueza, en donde la FE tiene una lucha contra la mente humana y en donde lo menos que hay es ganas de alimentarse, Dios se presenta como todo Padre amoroso que al ver a su hijo sin energías se preocupa por alimentarlo. Y es que así es mi Dios, así es tu Dios.

En este momento precioso Dios se quiere encontrar contigo, ya no es momento de fijarte en la carga que te ha sido un peso fuerte, es momento de rendirte delante de El y decirle: “Ya no puedo mas”, en ese momento El tomara tu carga y comenzara a alimentarte, es decir a sustentarte, a través de su hermosa presencia, pues la palabra clave para que esto ocurra es: “Me rindo”, pues cuando te rindes a El estas reconociendo que ya no puedes mas y por ende es el turno de Dios, aquel que JAMÁS te fallara y que te renovara como las águilas.

Jeremías 17,7-8 Bendito quien confía en el Señor
y pone en el Señor su confianza.
Será un árbol plantado junto al agua,

que junto a la corriente echa raíces;
cuando llegue el estío no lo sentirá,s
u hoja estará verde;
en un año de sequía no se inquieta,
no deja de dar fruto.

¡Q tengas un feliz día!!


2 comentarios:

Anónimo dijo...

No sabes cuanto necesita saber de esto. Dios me rindo!, ayudame a dar solución a mi vida, a encontrar el camimo verdadero.

♥Alicia dijo...

"Jesús es el Camino, la Verdad y la Vida, nadie llega al Padre sino por Él".
Dios te bendiga!