domingo, 11 de octubre de 2009

EL ÉXITO

Qué pasaría si alguien intentase evitar activamente que alcances el éxito? Supón que hubiese una persona que saboteara tus esfuerzos una y otra vez. ¿Y si esa persona te diese permanentemente razones que te desalentaran, insistiendo con que te dieras por vencido?¿Y si esa persona fueses tú? Podría suceder, perfectamente.
Cuando se trata de perseguir el éxito y el logro de tus objetivos, muy probablemente tú seas tu peor enemigo. ¿Te has descubierto alguna vez diciéndote a tí mismo “jamás podría hacerlo”? Esa vocecita interior, ¿denota a veces desprecio por tus objetivos y trae a colación docenas de razones por las cuales no vas a poder alcanzarlos?
Tus limitaciones necesitan de tu cooperación para retenerte. Y la buena noticia es que no tienes por qué cooperar. Esa vocecita en tu cabeza puede decir cualquier cosa que tú quieras que diga.
¿Realmente quieres ser el principal defensor de tus propias limitaciones? ¡Claro que no! Sólo imagina todo lo que podrías conseguir si estuvieses 100% de tu lado. Ahora, deja de imaginarlo y comienza a vivirlo. Sin tu ayuda, tus limitaciones no tienen capacidad de acción, así que abandónalas y ve en busca de las estrellas.

No hay comentarios: