viernes, 7 de agosto de 2009

A LA JUVENTUD

A la juventud

Autora: Zenaida Bacardí de Argamasilla
Libro: Cartas para una Vida

Querida juventud:
Siempre has sido la preferida de mi corazón, porque perfumas las rosas, vigorizas la vida y adornas la pupila.
Entras a un mundo peligroso, donde todo es cambiante y causa vértigo.
Un mundo sin espíritu y sin sueños, entre los afanes intensos de la vida. Un mundo hecho de absurdos y contrasentidos.
Un mundo con una libertad luminosa y a la vez llena de incertidumbres, de dilemas y de tentaciones.
Un mundo con una inmensidad de caminos donde puedes escoger y que lo mismo te ensancha el corazón que te lo oprime.
Un mundo de dimensión maravillosa, pero también de pruebas muy duras, de injusticias muy grandes y de ejemplos muy perjudiciales.
Un mundo tenso y repleto, pero que lleva la soledad como dolencia incurable.
Un mundo que lo mismo te hace luminosa la vida, que te la deja marcada para siempre.
Un mundo apasionante y complejo que a muchos hunde, a muchos salva y a muchos compromete.
Para entrar a ese mundo hay que observar y analizar por fuera, hay que actuar y moverse en su ambiente, y desarrollarse y crecer por dentro.
Para conocer ese mundo hay que aprender en el libro de la vida.
Un libro donde siempre quedas descontento con alguna parte de ti mismo, porque la plenitud no llega nunca: uno se está realizando hasta el final.
Es un libro difícil de leer y de interpretar, donde se reafirma que en la juventud se hacen los hombres y en la patria se demuestran. Está lleno de batallas y de paz, de aciertos y de errores, de dolor y de alegría, de todas las motivaciones del hombre, la experiencia de los años y la sabiduría que da el oficio de vivir.
Un libro donde se apunta lo que pagas, lo que debes y el saldo con el que piensas quedarte hasta el final. Donde las historia no se inventa: se maneja, se modifica, se revive, cambia de formas y de manos.
Un libro donde el rico es desgraciado porque tiene todo y el pobre, porque nada posee. Un libro donde los hombres parecen enemigos irreconciliables a pesar de tener en el fondo mucho que los identifica.
Es un libro salpicado de milagros y donde cada página es un aprendizaje y cada etapa una lección.
Pero siempre serás tú, juventud, la de las nuevas visiones, las nuevas perspectivas y los nuevos patrones. Siempre serás lo más promisorio y esperanzador que tenemos.
Yo sé que te falta camino, experiencia, aplomo, habilidad, peso… pero te sobran bríos, iniciativas, creatividad, coraje, sueños, infinito.
Estás comenzando un nuevo vuelo, enseña tus alas.
Se está abriendo un nuevo camino, marca tus pisadas.
Se vislumbra una nueva dirección, mira hacia Dios.
Y no faltes a la cita de este momento en que se tiene que sembrar la semilla de la paz.

No hay comentarios: