sábado, 1 de agosto de 2009

DANOS, SEÑOR

Danos, Señor,
tu Espíritu para ver claro.
Danos tu espíritu para
vivir para los demás.
Danos tu espíritu
para no equivocarnos y
creer encontrarte donde
no te hallas.
Danos fuerzas para buscarte
en la Galilea de nuestros días.
Ayúdanos a rehacer tu camino.
Queremos seguir tus pasos
por el camino liberador
que nos conduce hasta el Reino.
Amén