viernes, 24 de julio de 2009

FRASES DE AUTOESTIMA

“La propia estima no puede ser verificada por los demás. Tú vales porque tú dices que es así. Si dependes de los demás para valorarte, esta valorización estará hecha por los demás.”

“Si tu ser no vale nada, o no es amado por ti, entonces es imposible dar. ¿Cómo puedes dar amor si tu ser no vale nada? ¿Qué valor tendría tu amor? Y si no puedes dar amor, tampoco puedes recibirlo. Después de todo, ¿qué valor puede tener el amor que se le da a una persona que no vale nada?”

“La lamentación de uno mismo es una actividad inútil que impide que vivas tu vida en forma positiva y eficiente. Te impulsa a tener pena de ti mismo e inmoviliza tus esfuerzos por dar y recibir amor. Más aún, disminuye tus posibilidades de mejorar tus relaciones afectivas y aumentar tus relaciones sociales. Y aunque logres atraer la atención de los demás sobre tu persona, lo lograrás de una manera que sin duda ensombrecerá tu propia felicidad.”

“La necesidad de aprobación de los demás equivale a decir: Lo que tú piensas de mí es más importante que la opinión que tengo de mí mismo”

“Sólo los fantasmas se revuelcan en el pasado, explicándose a sí mismos con descripciones basadas en sus vidas ya pasadas. Tú eres lo que eliges ser hoy en día, no lo que antes elegiste ser.”

“Con la culpa, te fijas en sucesos pasados, y con la preocupación, gastas el valioso presente obsesionándote por algún suceso futuro. Conclusión: resides en otro planeta, con un diferente sistema de realidad.”

“El fracaso no existe. Es simplemente la opinión que alguien tiene sobre cómo se deberían hacer ciertas cosas.”

“Si la gente que no se comprende, al menos comprendiera que no se comprende, entonces se comprenderían mejor que cuando, sin comprenderse, ni siquiera comprenden que no se comprenden los unos con los otros.”

“Si el mundo estuviera tan organizado que todo tuviera que ser justo, no habría criatura viviente que pudiera sobrevivir ni un solo día. A los pájaros se les prohibiría comer gusanos y habría que atender a los intereses personales de todos los seres humanos.”

“El único antídoto para la ira es la eliminación de la frase: Si sólo fueras más parecido a mí”.